Energía reactiva

¿Qué es la energía reactiva?


La energía eléctrica es la fuerza motriz de las máquinas y los equipamientos de su empresa. Esta energía es utilizada de dos formas distintas: la energía reactiva y la energía activa.

La energía reactiva es aquella necesaria para el funcionamiento de determinados equipos como motores y transformadores.

Mientras tanto, la energía activa, es la que realmente ejecuta las tareas, esto es, hace girar los motores realizando el trabajo útil.

En toda instalación doméstica, de servicios o industrial existen equipos que necesitan este tipo de energía para funcionar.

¿Qué equipos precisan energía reactiva para funcionar?


  • Motores en general
  • Heladeras y freezers
  • Equipos de acondicionamiento de aire
  • Lámparas de bajo consumo
  • Tubos fluorescentes
  • Lámparas LED
  • Computadoras
  • Lavarropas, secarropas
  • Microondas
  • Aspiradoras
  • Lavavajillas
  • Ventiladores
  • Extractores
  • Televisores

¿Qué equipos no precisan energía reactiva para funcionar?


Son los equipos que poseen resistencias eléctricas para calentamiento, secado, calefacción u otros fines.

Estos equipos son:

  • Termotanques eléctricos ( calefones )
  • Planchas
  • Lámparas incandescentes
  • Estufas eléctricas por resistencias o Radiadores eléctricos o Caloventiladores o Cable radiante eléctrico o Acumulador de calor
  • Hornos eléctricos

¿Cómo se factura la energía reactiva?


UTE instala medición de energía reactiva en todos los servicios con potencia contratada superior a 10kW.

Para servicios con potencias contratadas menores a 10kW UTE podrá instalar medición de energía reactiva en caso que existan indicios que la instalación tiene equipamiento que genere reactiva.

La facturación de energía reactiva se realiza según lo previsto en el Pliego Tarifario vigente.

Dicha facturación depende de los siguientes factores:

  • El cociente entre las energías reactiva y activa medidas mensualmente.
  • La tarifa que tiene contratada el servicio.

Siempre que el cociente entre las energías reactiva (Er) y activa (Ea) mensuales medidas supera el valor de 0,426, se generará un cargo adicional en la facturación de energía eléctrica por exceso de energía reactiva. En caso que el cociente no supera dicho valor, no se facturarán cargos adicionales. Dependiendo de la tarifa contratada por el servicio, en estos casos se podrán aplicar cargos negativos (bonificaciones).

El siguiente cuadro muestra una síntesis de la facturación por energía reactiva:

 

Tarifa contratada Energía reactiva/Energía activa registradas en el mes Impacto en la facturación mensual

Tarifas General Simple, Residencial Simple, Consumo Básico Residencial y Alumbrado Púbico

Menor o igual a 0,426

No se aplican cargos adicionales ni bonificaciones

Mayor a 0,426

Se aplican cargos adicionales. Ver Pliego Tarifario Vigente
Tarifas Doble Horario (Residencial y Alumbrado Público) Menor a 0,426 Se aplican bonificaciones. Ver Pliego Tarifario Vigente
Mayor a 0,426 Se aplican cargos adicionales. Ver Pliego Tarifario Vigente
Tarifas Triple Horario (General Hora Estacional, MC-Medianos Consumidores, GC *-, Grandes Consumidores y Zafra  Estival Menor a 0,426 Se aplican bonificaciones. Ver Pliego Tarifario Vigente
Mayor a 0,426 Se aplican cargos adicionales. Ver Pliego Tarifario Vigente

 

*La tarifa GC-Grandes Consumidores contratada por servicios conectados en redes de 31,5, 63,110 o 150 kV tienen un régimen propio de medición y facturación de la energía reactiva. Ver Pliego Tarifario Vigente.

 

¿Cómo se puede corregir el exceso de reactiva?


El exceso de energía reactiva se identifica por la aparición de cargos adicionales en la factura de UTE.

Para eliminar el problema se deben instalar equipos condensadores compensadores que deben dimensionarse para cada instalación de acuerdo al exceso de energía reactiva mensual registrado.

La instalación de condensadores debe ser realizada por un Técnico Instalador autorizado por UTE.