Tips de Ahorro

Descripción


Hay varias maneras para optimizar el consumo de energía, a continuación te compartimos algunos tips de ahorro que van a reflejarse en tu factura, y puedas visualizar qué Plan te conviene más.

Lámparas


Cambiá las lámparas incandescentes por las de bajo consumo. Ahorran un 80%, y duran 8 veces más. Siempre que sea posible, aprovechá la iluminación de la luz solar. Para saber donde depositar las lámparas de bajo consumo cuando se agoten, hace clic aquí.

Termotanque


Recomendamos termotanques preferentemente de 60 litros o más. Sumale un timer para que se encienda un par de horas antes de bañarte y que se apague luego del último uso.

Regulá el termostato a 60°C. De este modo, se reducirán las pérdidas de calor y aumentará la duración del equipo.

Instalá el termotanque próximo a los lugares donde se va a utilizar el agua caliente, reducirás las pérdidas de calor en las cañerías.

Con la utilización de ducheros eficientes, podrás disfrutar del mismo confort a la hora de la ducha, pero consumiendo menores cantidades de agua caliente.

Heladera


Controlá que la puerta cierre bien, y que los burletes se encuentren en buen estado.

Dejá enfriar los alimentos antes de guardarlos.

Abrila sólo cuando sea necesario, y durante el menor tiempo posible.

En caso de freezer, o heladera sin descongelado automático, evitá la acumulación de hielo. Esto hace trabajar más el equipo, implicando un mayor consumo de energía.

La temperatura ideal del refrigerador está entre 3°C y 5°C, y del congelador en -15° C. Tené en cuenta que cada grado que reduzca la temperatura interior aumentará innecesariamente un 5% el consumo de energía.

Aire Acondicionado


Elegí preferentemente aires acondicionados con Etiquetado de eficiencia energética Clase A.

Durante el invierno regulalo a 21°C y durante el verano a 24°C. Recordá que cada grado que aumentás en invierno o disminuís en verano, significa un incremento del consumo en un 5%. Además, utilizarlo a temperatura máxima desgasta los equipos.

Limpiá los filtros al comienzo de cada temporada (verano e invierno), o sea al menos dos veces en el año. Esto disminuye el consumo de energía del equipo y además evita que ingrese aire con polvo en la habitación. Por más información sobre la limpieza de filtros, hacé clic acá

. Es recomendable utilizar aires acondicionados inverter, principalmente en ambientes donde el equipo está muchas horas funcionando.

Evitá las corrientes de aire que entran por puertas y ventanas, colocando burletes y cerramientos adecuados para mantener la temperatura.

Otros equipos


Lavarropa

En lo posible, intentá lavar siempre la máxima cantidad de ropa indicada por el fabricante del lavarropa. Lavar pocas prendas consume la misma cantidad de energía que lavar a carga máxima. Lo mismo con el secarropa al momento de secar. Salvo que la ropa esté muy sucia y se requiera emplear agua caliente, procurá lavar siempre con agua fría o a baja temperatura.

Plancha

Acumulá la mayor cantidad de ropa para plancharla de una sola vez.

Lavavajilla

Utilizá el lavavajillas en los programas económicos o de baja temperatura.

Aislación


En invierno, cerrá las persianas al ponerse el sol. De esta manera, el calor acumulado durante el día se mantendrá en el ambiente.

Para evitar las pérdidas de calor o frío, podés emplear métodos sencillos y baratos como el burlete en las aberturas de tu casa.

Colocá burletes en las puertas y ventanas, así evitás las infiltraciones y fugas de aire. Vas a ahorrar energía en la climatización del hogar. También podés utilizar sistemas de doble ventana.

En invierno dejá las cortinas y persianas abiertas durante el día para aprovechar el calor del sol. En verano, mantené tu casa bien cerrada para impedir el ingreso de calor y humedad.

Etiquetado Clase A


Al adquirir un nuevo electrodoméstico, preferí los que sean Clase A.

Los equipos Clase A son los que consumen menos energía, por ende, ahorran más.