PRESIDENTE DE UTE EN DIÁLOGO CON LOS FUNCIONARIOS

Versión para impresiónVersión para impresión
El jueves 10 se reunió con personal de los departamentos de Rivera y Tacuarembó

El presidente de UTE está realizando una ronda de reuniones con funcionarios y funcionarias en distintos puntos del país. La práctica tiene por objeto que estos tengan información de primera mano sobre la empresa y facilitar el intercambio entre autoridades y trabajadores.

El jueves 10 el encuentro tuvo lugar en la ciudad de Paso de los Toros y congregó a personal de los departamentos de Tacuarembó y Rivera.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, realizó una presentación en la que comenzó repasando la “revolución” que significó el cambio de la matriz eléctrica en Uruguay y que le permitió superar, en pocos años, su tradicional vulnerabilidad ante el clima y el petróleo. En los cuatro primeros meses de 2018 el 95% de la energía generada provino de fuente renovable, y el 40,6% fue eólica. Con esto, el país se ahorró 130 millones de dólares que hubiera sido el sobrecosto si no hubiera existido esa “revolución”, explicó Casaravilla.

El titular de UTE detalló las inversiones que hicieron posible esta transformación y el modelo de negocio que implementó el ente para concretarla. Ante la imposibilidad de realizar las inversiones por su cuenta, UTE recurrió a inversores que, bajo distintas modalidades, participaron de este proceso. Si bien la participación privada fue importante, de los casi 1.500 MW de potencia eólica instalada, 502 MW fueron desarrollados por el propio ente estatal (34%) y éste tiene los derechos sobre el 94% de esa potencia.

Casaravilla repasó también las inversiones realizas en generación térmica (Central Punta del Tigre), centrales hidráulicas, líneas de trasmisión y distribución, Despacho de Cargas y en otras áreas de su actividad, como la movilidad eléctrica. En relación al futuro, señaló el presidente de UTE que los próximos serán años “de mucho pienso”, tanto en infraestructura y desarrollo como en gestión de la empresa.

INCLUSIÓN SOCIAL

Otro de los puntos abordados por Casaravilla es el de la “inclusión social”. UTE desarrolla desde hace años un política de apoyo en distintos frentes a las familias y hogares de contexto vulnerable en todo el país. En los últimos tres años se regularizó el servicio a cerca de 11 mil hogares. Para 2018 se espera hacer lo propio con 6.000 más y serán 7.000 por año hasta 2026, cubriendo de esta forma el 100% de los hogares en esta situación.

En materia de electrificación rural, el presidente destacó que Uruguay es uno de los países más electrificados de América Latina con una cobertura de 99,7%, y el primero en el que todas las escuelas públicas (2.323) tienen acceso al servicio eléctrico. Esto es posible, señaló, porque UTE es una empresa pública con cobertura nacional y no hace distinciones en su tarifa: paga lo mismo un cliente del lugar más apartado que uno de un centro urbano, a pesar de que el costo para la empresa es muy superior en el primer caso.

EL CAPITAL HUMANO

El presidente de UTE abordó luego un tema de gran interés para los trabajadores y las trabajadoras del ente, que es el de la gestión humana. Destacó en ese sentido que desde 2009 el Directorio implementó una batería de resoluciones destinadas a regular claramente derechos y obligaciones en materia de carrera funcional, garantizando la transparencia y la igualdad de oportunidades.

Luego de un largo proceso de negociación con el sindicato (AUTE), el Proyecto Bambú permitió, en 2013, definir una nueva estructura organizativa y pautó el nuevo modelo de gestión humana en la empresa. También continuó la política de ingresos que permitió cubrir necesidades imperiosas de funcionamiento y desarrollo. En la actualidad el ente tiene una plantilla de 6.603 empleados/as y 195 becarios o pasantes.

También se implementaron acciones que habilitaron el acceso a UTE de personas con discapacidad y estudiantes y se avanzó en materia de equidad de género y corresponsabilidad. Para esto se dictaron numerosas resoluciones a lo largo de los últimos años. También detalló Casaravilla las mejoras edilicias, en flota de vehículos (incluyendo la incorporación de unidades eléctricas) e infraestructura en distintas unidades de todo el país.

Finalmente, y a modo de conclusión, el presidente de UTE recordó que la empresa venía de un largo período sin inversiones, situación que logró revertirse en los últimos años. A esto se agregó un importante paso adelante para el conjunto de los funcionarios/as con la reestructura, la reapertura del ingreso de personal para cubrir áreas clave y claros avances en materia de gestión y transparencia. “Hay mucho más para hacer y muchos desafíos”, dijo Casaravilla y valoró que para esto el ente cuenta con el principal capital, que es su gente.

Una vez finalizada la presentación se dio lugar a la intervención de los y las participantes, generándose un intercambio entre trabajadores y autoridades sobre temas laborales. 

Back to Top