NACIÓ LA PRIMERA RUTA ELÉCTRICA DE AMÉRICA LATINA

Versión para impresiónVersión para impresión
Los vehículos eléctricos ya pueden circular con carga segura entre Colonia y Punta del Este

Uruguay cuenta ya con la primera Ruta Eléctrica de América Latina. El miércoles 27, los presidentes de UTE y ANCAP recorrieron los seis centros de carga de baterías instalados entre Colonia y Punta del Este, dejando inaugurado el primer tramo de esta ruta, que en marzo llegará hasta el Chuy y en una segunda etapa abarcará a todo el país.

Desde hoy, cualquier vehículo eléctrico podrá recorrer toda la franja costera entre ambas ciudades con la tranquilidad de contar con puntos de carga para su batería. El servicio se brinda en estaciones de ANCAP ubicadas a una distancia de aproximadamente 60 kilómetros a lo largo de las rutas 1, 101 e Interbalnearia, y será gratuito hasta el 21 de marzo de 2018. Las unidades eléctricas que actualmente circulan en nuestro país tienen una autonomía de carga que oscila entre 150 y 300 kilómetros.

Los centros de carga se ubican en los siguientes puntos:

-      ANCAP Colonia del Sacramento (Ruta 1 km. 177,500). SAVE de 43 kW de potencia.

-      ANCAP Rosario (Ruta 2 km. 130,300). SAVE de 22 kW.

-      ANCAP Puntas de Valdez (Ruta 1 km. 66). SAVE de 22 kW.

-      ANCAP Aeropuerto (Ruta 101 km. 19). SAVE de 43 kW.

-      ANCAP San Luis (Ruta Interbalnearia km. 63,500). SAVE de 22 kW.

-      Estación de UTE Punta del Este (Capitán Miranda y Trinquete). SAVE de 22 kW.

En la inauguración de cada punto de carga participaron los intendentes de los departamentos involucrados, además de las autoridades de UTE y DUCSA.

“CONVERTIR A ELÉCTRICO TODO EL TRANSPORTE”

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, valoró la concreción de esta iniciativa que surge del trabajo conjunto entre la empresa eléctrica y DUCSA, la distribuidora de combustibles de ANCAP, en el marco de un proyecto más amplio de movilidad eléctrica que incluye al Ministerio de Industria, Energía y Minería y otros organismos.

Luego de la “revolución” que implicó el cambio de la matriz energética, el “próximo gran desafío es convertir a eléctrico todo el transporte”, dijo Casaravilla. Con este objetivo, el Estado uruguayo a través de su brazo ejecutor que es UTE, se adelanta a la demanda, diseñando y poniendo en práctica la infraestructura necesaria para el desarrollo de esta modalidad de transporte.

“Esta es la síntesis de un trabajo de muchos años en conjunto con el MIEM y las intendencias, especialmente la de Montevideo”, sostuvo Casaravilla. El jerarca explicó que ya está diseñada la red de carga que cubrirá todo el país en una segunda etapa. “Se resolvió darle prioridad al litoral, comenzando por la ruta hasta Fray Bentos y luego hasta Salto, extendiéndose luego a todas las rutas troncales y algunas laterales, con estaciones ubicadas cada 60 kilómetros, que es lo que indican los estándares internacionales”.

Para Casaravilla, el resultado más importante del desarrollo de la movilidad eléctrica está en el plano del medio ambiente. “Si uno ve países en los que hay que andar con tapabocas por la polución, comprende que los beneficios de la movilidad eléctrica en materia de salud superan a los económicos”, apuntó.

La presidenta de ANCAP y DUCSA, Marta Jara, destacó que esas empresas son ejecutoras de una política de Estado que considera la migración del transporte hacia la electricidad como una apuesta estratégica. “Queremos darle a los automovilistas, que son nuestros clientes de toda la vida, una opción más en nuestros servicios. Está claro que lo que se está haciendo no es bueno para ANCAP o para UTE, es bueno para el país”, remarcó.

CARGA GRATUITA DURANTE EL VERANO

La instalación de puntos de carga de baterías en las rutas nacionales, a una distancia de 60 kilómetros entre uno y otro, permite que quienes circulan en vehículos eléctricos cuenten con la seguridad de poder recargar su batería en caso de tener que realizar largas distancias.

Hasta el 21 de marzo, la carga será gratuita en todos los centros inaugurados el miércoles 27. Posteriormente, las personas que utilicen vehículos eléctricos tendrán una tarjeta con la cual podrán desbloquear los cargadores instalados en las estaciones de servicio. A través de un software vinculado a esa tarjeta, el costo de su carga se agregará a la factura de UTE.

El director del proyecto Redes Inteligentes de UTE, Eduardo Bergerie, explicó que por ahora está definida la tarifa para los taxis, que tienen su propio centro de recarga en Montevideo, y que se está terminando de elaborar un modelo de costos para la recarga de vehículos particulares en la vía pública.

Para acceder a los puntos de carga, los vehículos deben tener un conector tipo 2 (Mennekes). La demora en cargar la batería está en función de cuánta energía se quiera acumular en ella y de la potencia disponible en el punto de recarga, explicó Bergerie. Los equipos instalados en los distintos puntos pueden ser de 22 kW o 43 kW, “es decir, son semi rápidos o rápidos. En un punto rápido la carga puede hacerse en menos de una hora, para un vehículo que tenga una capacidad de 30 kWh”. También puede hacerse una carga parcial. “Esto está pensado para que uno pare 20 o 30 minutos, el tiempo de tomarse un café, despejarse un poco y seguir viaje”, amplió Bergerie.

La autonomía de los vehículos depende del tamaño de la batería que tengan. Los que actualmente circulan en Uruguay pueden recorrer con una carga completa distancias que oscilan entre 150 y 300 kilómetros. “Los taxis que tenemos hoy tienen una autonomía de más de 300 kilómetros”, ejemplificó.

ESTÍMULOS A LA MOVILIDAD ELÉCTRICA

El desarrollo de la movilidad eléctrica cuenta con una batería de estímulos económicos. UTE subsidió con U$S 10.000 la compra de los primeros taxis eléctricos, subsidio que hoy está a cargo de la Intendencia de Montevideo a través de una rebaja en las chapas para estos vehículos. La empresa eléctrica también dispuso que hasta 2020 la energía para los taxis se va a vender a mitad de precio.

El arancel para la importación de vehículos eléctricos es 0 y el IMESI es 5,75%, una cifra menor a la que pagan los autos convencionales. Por su parte, el Congreso de Intendentes resolvió equiparar la patente de los coches eléctricos con la de los convencionales, lo que implica una rebaja del 50% en su costo.

El MIEM trabaja en este momento junto al Ministerio de Transporte en una reformulación del fideicomiso del gasoil, de manera que éste tome como base los kilómetros recorridos por las unidades de transporte, cosa que estimulará la incorporación de unidades eléctricas. En el marco de la Ley de Promoción de Inversiones, además, existen estímulos para aquellos proyectos de inversión que consideren la incorporación de movilidad eléctrica.  

Ya funcionan seis puntos de carga para vehículos eléctricos entre Colonia y Punta del Este (fuente: presidencia.gub.uy)
Hasta el 21 de marzo UTE suministra gratuitamente la energía para la carga de vehículos particulares
Back to Top