LLEGÓ LA ENERGÍA ELÉCTRICA A RETAMOSA

Versión para impresiónVersión para impresión
A través del Programa Interinstitucional de Electrificación Rural siete familias accedieron al servicio

Una nueva obra desarrollada en el marco del Programa Interinstitucional de Electrificación Rural fue inaugurada el viernes 18 de mayo. Se trata de la red que llega al paraje Retamosa, una vieja estación de ferrocarril ubicada sobre la Ruta 14, en el departamento de Lavalleja. La obra lleva energía eléctrica a siete hogares conformados por 25 personas y demandó el tendido de 19.300 metros de línea de media tensión y la construcción de siete subestaciones.

Como ha sucedido en cada una de las obras realizadas bajo esta modalidad, el costo es asumido en un 60% por los vecinos y el restante 40% es subsidiado por el Programa en el que intervienen OPP, MIEM, MGAP, MVOTMA, MIDES, INC, ANTEL, MEVIR y UTE. En este caso, el monto de la obra a cargo de los vecinos –incluyendo el 40% de subsidio de OPP- ascendió a $ 4.674.155 (unos U$S 155.000). Los beneficiarios pagan su parte hasta en 60 cuotas. UTE aportó los cinco materiales básicos (postes de madera, crucetas de madera, columnas de hormigón, conductor y transformadores) por un monto de $ 1.800.000 (unos U$S 60.000). Los trabajos se iniciaron en octubre de 2017 y finalizaron en marzo de este año.

El Programa de Electrificación Rural se creó a partir de un convenio firmado en 2012 entre los organismos actuantes y renovado en 2016, con el objetivo de alcanzar el 100% de electrificación en todo el país. A través de este instrumento se pretende sumar capacidades interinstitucionales para identificar, organizar y coordinar la demanda existente en el medio rural, así como para facilitar el desarrollo y la concreción de las obras.

LOS VECINOS, GRANDES PROTAGONISTAS

El acto de inauguración de las obras en Retamosa tuvo lugar el viernes 18 en la escuela rural N° 95, cercana a la localidad. Allí el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, puso énfasis en la sinergia entre distintos organismos y los propios vecinos que posibilitó que siete familias tengan hoy, después de mucho tiempo de gestiones, energía eléctrica. Valoró que esto se logró porque el Estado asume su papel en apoyo a un derecho fundamental de las personas.

Felicitó Casaravilla a los vecinos, que fueron quienes en definitiva hicieron posible este logro y recordó que UTE ha concretado, en los últimos 25 años, un promedio de electrificación rural de 1.000 kilómetros anuales, lo que permite a Uruguay ser uno de los países más electrificados de la región. No obstante, la tarea cada vez es más ardua porque los pocos hogares que aún quedan sin tendido eléctrico se encuentran en zonas cada vez más alejadas de los centros poblados.

El presidente de UTE señaló que para la empresa estatal es lo mismo un cliente en una ciudad densamente poblada que en el paraje más remoto, y que el precio de la tarifa es el mismo para ambos, aunque el costo para el ente es significativamente mayor en el segundo caso. “Alguien dirá: son solo siete familias, pero la luz les va a cambiar la vida a estas 25 personas, porque les permitirá, entre otras cosas, desarrollar alguna actividad productiva, que hasta el momento no les era posible”, argumentó.

“Trabajamos para todos los uruguayos que merecen y necesitan mejorar su calidad de vida”, dijo por su parte Guillermo Fraga, coordinador de Fondos de Desarrollo del Interior de la OPP. El presupuesto destinado por OPP a cumplir con el 40 % del costo del tendido de electrificación rural en este quinquenio es de 20 millones de dólares. Quedan aún unos 1.800 hogares para alcanzar el objetivo de que el 100 % de los habitantes del país esté conectado a la energía eléctrica.

(Fotos gentileza Secret. Comunicación Presidencia de la República)

Vecinos de Retamosa celebraron junto a autoridades la llegada de la luz
Back to Top