TÚNICAS EN RED: EL CAMBIO DESDE LOS MÁS CHICOS

Versión para impresiónVersión para impresión
Se lanzó el tercer año de Túnicas en Red, un programa que lleva la cultura del cuidado de la energía a escuelas y su entorno

El viernes 7 de abril se realizó el lanzamiento 2017 del programa Túnicas en Red, que se desarrolla en el marco de las políticas de responsabilidad social que UTE aplica y se orienta a promover el uso eficiente de la energía eléctrica en escuelas y hogares. El programa se enmarca en un acuerdo con el Consejo de Educación Inicial y  Primaria, coordinando acciones con la Dirección Nacional de Energía (DNE) del MIEM e involucrándose con otros programas educativos como el Plan Ceibal.

Las actividades de Túnicas en Red comenzaron en 2015, teniendo un fuerte crecimiento en 2016, alcanzando a más de 100 escuelas de todo el país. En este 2017 se atenderá tanto a las escuelas que se integren por primera vez como a la continuidad del trabajo con las escuelas que ya integran el programa.

En el primer año de participación el programa brinda herramientas para la mejora de la gestión eléctrica de la escuela y hogares y a través de su metodología, fortalece las aptitudes de los niños en diferentes áreas: investigación, matemáticas, expresión oral y escrita, trabajo en equipo, entre otras. Al culminar las etapas del programa se realizará una selección de los mejores trabajos y sus autores serán premiados con una estadía en el Parque de Vacaciones de UTE y ANTEL, donde además realizarán la exposición de sus trabajos frente a un tribunal compuesto por todas las instituciones involucradas.

En el segundo año se apunta a profundizar en los conocimientos adquiridos y a promover la participación de las escuelas en el “Premio Nacional de Eficiencia Energética” que organiza la DNE.

Con las escuelas que forman parte del programa desde 2015, que participarán por tercer año consecutivo y que han demostrado un gran compromiso con el mismo, se apunta a una fuerte difusión del conocimiento tanto en la comunidad como en otras instituciones educativas, promoviendo la participación de los centros de Educación Secundaria y UTU en el “Concurso de Eficiencia Energética en UTU y Secundaria”, también del MIEM. De esta manera se busca lograr una complementación entre los diferentes programas institucionales que tienen el objetivo de promover la Eficiencia Energética en todo el territorio nacional.

En 2016, dos escuelas participantes de Túnicas en Red obtuvieron el 1er. Premio en las subcategorías Rural y Urbana, dentro de la categoría Educación del Premio Nacional de Eficiencia Energética. Fueron la Escuela Rural N° 144 (Estación Pedrera, Canelones) y la Escuela N° 114 Carlos Von Metzen Vincenti (Empalme Olmos). También recibió una mención la Escuela Rural N° 7 (San Francisco, Paysandú).

“CADA VEZ BRILLA MÁS”

La presentación de la edición 2017 de Túnicas en Red fue realizada por el gerente de Mercado de UTE, Juan Carlos Patrone, quien destacó la interacción de alumnos, docentes, padres y vecinos en el programa. “Lo que hacemos es acostumbrar a estudiantes y docentes a una metodología que es muy parecida a una auditoría energética, con un plan de trabajo en etapas que hay que cumplir”, indicó. 

Patrone informó que en 2015 participaron 31 escuelas de 12 departamentos, mientras que en 2016 se llegó a 100 escuelas de 17 departamentos. En 2017, en el que por primera vez habrá escuelas que participan por tercer año consecutivo, “haremos foco en la difusión de la propuesta a hogares de los niños y los docentes”, añadió. El programa se cimenta en la participación de brigadas conformadas en cada escuela, compuestas por estudiantes, docentes, padres y comunidad. Este año, las brigadas participantes podrán conectarse y compartir información y experiencias a través de la plataforma CREA del Plan Ceibal.

El consejero de Primaria, Pablo Caggiani dijo que Túnicas en Red está asociado a uno de los desafíos de la escuela pública hoy, que “es construir ciudadanos capaces de vivir en un mundo que es bastante diferente a aquel del cual venimos. Trabajar en la eficiencia energética significa alinearnos a los desafíos que tiene la especie humana en materia de sustentabilidad y posibilidades de desarrollo”, apuntó.

Esto implica “cambios de hábitos cotidianos, que son muy difíciles” y por ello la institución escuela “tiene que empezar a plantearse otros desafíos”, sostuvo Caggiani. La labor en la escuela “genera una sinergia bastante interesante con el hogar en lo que tiene que ver con el cuidado de la energía eléctrica pero también con cambiar patrones de comportamiento en la comunidad”, expresó.

Olga Otegui, directora Nacional de Energía del MIEM, dijo por su parte que “el cambio cultural debe darse fundamentalmente en los niños”. Para eso, UTE y el MIEM trabajan en conjunto planificando la tarea en Primaria y en Secundaria. La jerarca destacó que en 2016 se batieron récords en materia de presentación de centros educativos al Premio Nacional de Eficiencia Energética y la mayoría de ellos son participantes de Túnicas en Red.

“Los cambios culturales vienen de abajo hacia arriba, y cuando digo abajo me refiero a estatura”, dijo el presidente de UTE Gonzalo Casaravilla, fundamentando la importancia del trabajo con los niños. Explicó que pese a que en los últimos años se han mitigado las dificultades de abastecimiento de energía eléctrica que tenía el país, igualmente se redobló el esfuerzo en la promoción de la eficiencia energética.

Casaravilla destacó la integración de las familias al trabajo en el programa y la labor del equipo conformado por personal especializado de UTE en coordinación con la DNE y también reconoció la tarea de lo que llamó “nuestro socio estratégico”: el sistema educativo y en particular Primaria. Túnicas en Red es “una joyita que cada vez brilla más”, concluyó. 

COMUNICACIÓN CORPORATIVA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL

Un programa orientado al uso eficiente de la energía eléctrica en escuelas y hogares
Back to Top