SE REGULARIZARON 3.500 SERVICIOS EN 2016

Versión para impresiónVersión para impresión
UTE regularizó el suministro de energía eléctrica a 3.500 hogares durante 2016 y se propone llegar a 4.500 durante este año

En el marco de su política de inclusión social, la empresa ha desarrollado en los últimos años diversas herramientas para la regularización de servicios tanto en el medio urbano como en zonas rurales, utilizando para ello recursos propios o en coordinación con otros organismos. Se ha buscado también la participación de los propios interesados a través de sus organizaciones sociales o barriales, allí donde éstas existen, o propiciando la asociación de voluntades donde no existían esas formas organizativas.

El plan de regularización de UTE, cuya instrumentación está a cargo de la Subgerencia de Atención Comercial Social, posibilitó en 2016 que más de 3.500 hogares se conectaran a la red de electricidad. De ellos, algo más de 1.000 son nuevos clientes de Montevideo y el resto del interior del país. El resultado de esta política es no solo una mejora en la calidad de vida de esas familias, sino también un beneficio para la comunidad en su conjunto porque se reducen las llamadas “pérdidas no técnicas” que son, en buena medida, producto de las conexiones irregulares. Para 2017 se prevé incrementar el número de regularizaciones, llegando a 4.500.  

EN EL MEDIO URBANO 

Es sabido que en muchos centros poblados del país existen conjuntos de viviendas –los llamados “asentamientos”- que generalmente carecen de servicios básicos, entre ellos el de energía eléctrica. Esto no solo afecta la calidad de vida de esas familias, sino que representa un costo adicional para la sociedad porque muchas veces se recurre a conexiones irregulares en condiciones, además, inseguras.

En el medio urbano, tanto en la capital como en el interior del país, UTE instrumentó un Plan de Regularización del Servicio de Energía Eléctrica que básicamente atiende a estos núcleos de viviendas. En estos casos se actúa a demanda de los propios vecinos, realizando el tendido de líneas y la instalación de la infraestructura necesaria para que el suministro llegue a cada hogar en las condiciones de calidad y seguridad adecuadas.

UTE realiza la conexión y otorga a los vecinos facilidades para el pago y una tarifa especial, además de efectuar un seguimiento permanente con técnicos y asistentes sociales, con el fin de lograr la permanencia del nuevo cliente dentro del sistema formal.

Complementariamente, durante 2016 se instrumentó un Plan Piloto de Recambio de Electrodomésticos, que consistió en la entrega de calefones y heladeras de máxima eficiencia, a precios subsidiados, a hogares en los barrios regularizados. Esto se hizo una vez que se identificaron problemas con estos electrodomésticos en algunos hogares. El objetivo es reducir costos a quienes pasaron de ser usuarios irregulares de la electricidad a clientes regulares, a la vez de generar condiciones de mayor eficiencia en el consumo.

Se parte de la premisa de que entregando equipos nuevos y acondicionando las instalaciones, tanto dentro como fuera del hogar, se contribuye a ese objetivo pero no alcanza, porque el cliente debe afrontar el pago de la tarifa. Por eso UTE asume parte del costo de los equipos y financia el resto. El cliente reduce sus costos y UTE –y la sociedad a través de ella- gana en eficiencia y en la permanencia de estos nuevos clientes dentro del sistema. La primera experiencia de este plan fue en el barrio 15 de Enero, en el que se entregaron en diciembre de 2016 un total de 11 heladeras y 19 calefones. Se realizará un monitoreo mensual acerca del rendimiento de los equipos y los resultados de este cambio, para eventualmente replicar el plan en otros barrios.

SOSTENER LA FORMALIDAD

El acceso al servicio regular de energía eléctrica es, en el siglo XXI, un componente fundamental en una política de inclusión social. Por ello es necesario asegurar la sustentabilidad en el tiempo de esas regularizaciones. Consciente de esto y de su responsabilidad en la materia,

UTE promueve además acciones de acercamiento a la comunidad a través de distintas vías: talleres, seguimiento a cargo de personal especializado, visitas permanentes o también intervenciones en los barrios, como la realizada el 5 de enero en Cantera del Zorro, en la zona de Tres Ombúes, con motivo del Día de Reyes.

En estas experiencias, a través de la interacción con los habitantes del lugar se fomentan lazos de unión entre los vecinos y se consolida la presencia del Estado a través de sus organismos. Las actividades permiten también brindar información, tanto a los chicos como a los adultos, sobre el uso eficiente y seguro de la energía eléctrica.

ELECTRIFICACIÓN RURAL

La actuación en el medio urbano se complementa con la política de electrificación rural que la empresa viene desarrollando desde hace muchos años.

En el año 2016 se tendieron 821 kilómetros de líneas en el medio rural, a través de los distintos instrumentos desarrollados por UTE en coordinación con otras instituciones. A esto se agregan 504 kilómetros de red que están actualmente en ejecución.

La mayor parte de las obras se ejecutó en la zona Este del país (Cerro Largo, Rocha, Maldonado, Lavalleja y Treinta y Tres). Cerro Largo fue el departamento donde se tendieron más kilómetros de red, con 77, seguido de Rocha donde se llegó a 63 km. El total en esta zona fue de 211 km. En el Norte (Artigas, Salto, Paysandú, Río Negro, Rivera y Tacuarembó) se tendieron 184 km de red, en la zona Oeste (Soriano, Colonia, Durazno, Flores y San José) 70 km y en la regional Centro (Canelones y Florida) 13 km.

Los 821 km tendidos en el año marcan un descenso respecto a años anteriores, lo que se explica porque el nuevo Convenio Interinstitucional de Electrificación Rural se firmó en el mes de setiembre. El promedio anual es de unos 1.000 km, y en 2015 se llegó a la cifra de 1.250.

La política de inclusión que UTE desarrolla, cuyas dos vertientes son la regularización de servicios y la electrificación rural, constituye uno de los ejes estratégicos definidos por la Administración ya desde el período anterior. Los otros dos son el desarrollo de infraestructura y la modernización de la gestión.

COMUNICACIÓN CORPORATIVA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL

Back to Top