Campo electromagnético (CEM)

Versión para impresiónVersión para impresión

Cada país establece sus propias normas nacionales sobre exposición a campos electromagnéticos. Sin embargo, la mayoría de estas normas nacionales se basan en las recomendaciones de la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP).

 

La OMS sugiere, como forma de contemplar el principio precautorio, adoptar los límites de exposición establecidos por la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP) en las legislaciones nacionales, como lo hizo, por ejemplo, la Unión Europea.

 

En el caso de Uruguay, recientemente el Poder Ejecutivo aprobó el Decreto 53/014 del 28 de febrero del corriente año que establece los límites de exposición a campos electromagnéticos para población en general y para trabajadores, el cual recoge los valores propuestos por ICNIRP.

 

Independiente, desde el año 2005, UTE estableció como posición institucional los límites de exposición recomendados por ICNIRP para sus redes e instalaciones eléctricas en Uruguay que funcionan a una frecuencia de 50  HZ.

 

  Campo eléctrico Campo electromagnético
Red energía eléctrica (frecuencia 50 Hz) kV/m (kilovoltios x metro) V/m (voltios x metro) µT (microTesla) mG (miliGauss)
Límites de exposición para población en general 5 5000 200 2000
Límites de exposición para trabajadores 10 10000 1000 10000

Fuente: ICNIRP, Noviembre 2010

Importante: En la actualización del 2010, el límite máximo de exposición a campo magnético se aumentó de 100 a 200 µT para población general y de 500 a 1000 µT para trabajadores, o sea se duplicó el valor máximo admitido.

ICNIRP es una organización no gubernamental, reconocida formalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Unión Europea, que evalúa los resultados de estudios científicos realizados en todo el mundo. Basándose en un análisis con profundidad de todas las publicaciones científicas, la ICNIRP elabora unas directrices en las que establece límites de exposición recomendados. Estas directrices se revisan periódicamente y, en caso necesario, se actualizan.

Estas directrices son una medida de prevención dado que, hasta el presente, no se ha establecido la existencia de una relación causa-efecto entre campos electromagnéticos de baja frecuencia (ej. equipamiento eléctrico) y afectaciones a la salud, como ser el cáncer.

Por lo expuesto, estas directrices marcan un determinado umbral por debajo del cual la exposición a campos electromagnéticos se considera segura, según los conocimientos de la ciencia. No se deduce, sin embargo, de forma automática, que por encima del límite indicado la exposición sea perjudicial.

Las directrices recomiendan prevenir la exposición a campos electromagnéticos a niveles en los que se producen cambios de comportamiento perceptibles en animales. Este umbral de cambios de comportamiento no es igual al límite recomendado en la tabla anterior, sino que la ICNIRP aplica un factor de seguridad de 25 para obtener el valor recomendado para la población general. Así, por ejemplo, los primeros cambios de comportamiento en animales (sin afectar la salud de los mismos) se han observado al alcanzar el umbral de los 5.000 µT. Por consiguiente, aplicando el factor de seguridad de 25, el nivel máximo de exposición a campo magnético recomendado es de 200 µT.

Como ya se expresara, desde el año 2005, en UTE adoptamos como posición institucional las recomendaciones de la ICNIRP, por lo que hemos establecido las siguientes medidas:

  • limitar en nuestras instalaciones la exposición a los campos electromagnéticos para trabajadores y población en general, a los valores recomendados por ICNIRP
  • realizar relevamiento de los campos electromagnéticos producidos en nuestros equipos e instalaciones
  • elaborar una base de datos donde almacenamos y actualizamos toda la información internacional y nacional sobre el tema
Back to Top