Energía reactiva

Versión para impresiónVersión para impresión

Como transformar el Factor de Potencia en un factor de Economía

Vea como trabajan las máquinas de su empresa

La energía eléctrica es la fuerza motriz de las máquinas y los equipamientos de su empresa. Esta energía es utilizada de dos formas distintas: la energía reactiva y la energía activa.

La primera de ellas, la energía reactiva, forma un campo magnético necesario para que el eje de los motores pueda girar. La segunda, la energía activa, es la que realmente ejecuta las tareas, esto es, hacer girar los motores realizando el trabajo de cada día. Si efectuamos la composición de estas dos formas de energía, hallamos la energía aparente o total. Esta energía esta presente en todos los motores de su instalación.

El Factor de Potencia muestra como su empresa consume energía

En este punto es que entra el Factor de Potencia. Este viene a ser la relación entre la energía activa y la energía aparente o total.

Así, cuanto mayor sea el consumo de energía reactiva, mas bajo sera el Factor de Potencia. Además, cuanto mas bajo sea el Factor de Potencia, mas caro cuesta a su empresa la energía consumida. El Factor de Potencia debe mantenerse lo mas próximo posible a la unidad. Se establece su valor en 0,92.

Si el Factor de Potencia se encuentra situado entre los valores 0,82 y 0,92 su factura sufre un recargo. De hallarse por debajo de 0,82 el recargo es agravado llegándose en caso de ser inferior a 0,60 a la suspensión del servicio hasta tanto el cliente adecue sus instalaciones.

Su beneficio esta en elevar el Factor de Potencia, esto significa que su instalación esta aprovechando al máximo la energía activa.

Principales causas de un bajo Factor de Potencia

Todo lo que exige una energía reactiva elevada acaba causando un bajo Factor de Potencia:

  • Nivel de tensión de instalación por encima del nominal.
  • Motores trabajando en vacío durante la mayor par del tiempo
  • Motores sobredimensionados para las respectivas cargas.
  • Grandes transformadores alimentando pequeñas cargas durante mucho tiempo.
  • Lámparas de vapor de mercurio, fluorescentes, etc., sin corrección individual del Factor de Potencia.
  • Gran cantidad de motores de pequeña potencia

Además de caro, un bajo Factor de Potencia es una señal de alarma

Un bajo Factor de Potencia muestra que la energía esta siendo mal aprovechada por su empresa. Además, sus instalaciones corren varios riesgos:

  • Variaciones de tensión, que pueden ocasionar motores quemados
  • Pérdidas de energía dentro de su instalación
  • Reducción del aprovechamiento de la capacidad de los transformadores
  • Sobrecalentamiento de los conductores

Usted puede solucionar estos problemas

La solución para evitar este desperdicio de dinero, de energía y riesgos eventuales, es la corrección de un bajo Factor de Potencia. Por tanto, estas son las precauciones básicas:

  • Dimensionar correctamente motores y equipamiento.
  • Elevar el consumo de energía activa, si esto conviene a su empresa.
  • Utilizar y operar correctamente los equipos de su empresa.
  • Instalar condensadores donde sea necesario.

Tenga presente que la corrección debe ser hecha por técnicos en la materia. Una compensación inadecuada o excesiva también es perjudicial para su instalación y la red de UTE.

Los buenos resultados aparecerán en su factura de energía eléctrica

Cuando Ud. corrige el Factor de Potencia, elevándolo a 0,92 o más, desaparece el recargo por consumos reactivos ('REACT') cobrado en las facturas de energía eléctrica.

Adicionalmente obtiene una bonificación si sus consumos son facturados a las tarifas de grandes o medianos consumidores.

  • Las pérdidas de energía se reducen.
  • Se evita el recalentamiento de los conductores.
  • Las variaciones de tensión disminuyen.
  • La capacidad de los transformadores alcanza mejor aprovechamiento debido a la liberación de carga.
  • Hay un aumento en la vida útil de sus equipos y su empresa pasa a utilizar energía de forma mas apropiada y económica.

No subestime el problema

En beneficio de todos, consulte con su asesor técnico o procure el asesoramiento de una firma especializada. No espere que UTE le exija la adecuación de su instalación.

Cuente con UTE

Estamos a sus órdenes en cualquiera de nuestras Oficinas Comerciales para brindarle mayor información sobre aspectos tarifarios en general, facturación adicional o bonificaciones relativas a consumos reactivos. Visítenos. 

Back to Top